TURISMO RURAL SOSTENIBLE

Mónica Pérez de las Heras


INTRODUCCION

No es nada nuevo hablar de turismo rural, máxime cuando nos encontramos precisamente, dentro de una estructura de turismo rural tan bien conseguida como es Morillo de Tou. Pero quizás sí lo sea, al menos para algunos de ustedes, que alguien les hable sobre un concepto mucho más avanzado: turismo rural sostenible. Pero antes de reunir ambos términos: "turismo rural" y "sostenibilidad" merece la pena analizarlos por separado.

Definiciones de turismo rural hay muchas, creo que tantas como posadas, masías, caseríos, casas de aldea, en definitiva, casas rurales existen en España, y hay unos cuantos miles. Yo voy a recoger aquí algunas de esas definiciones de manera que nos ayuden a delimitar un poco la idea que tanto ustedes como yo tenemos sobre el turismo rural, indicando que:

"Es la actividad turística de alquiler de apartamentos, casas o habitaciones en un medio rural".

"Es el conjunto de actividades turísticas que se desarrollan en contacto con la naturaleza, la vida en el campo, en poblaciones rurales".

"Es aquella actividad turística realizada en el espacio rural, compuesta por una oferta integrada de ocio, dirigida a una demanda cuya motivación es el contacto con el entorno autóctono, y está basada en una interrelación con la población local".

 

Así la mayoría de los autores consideran que turismo rural

es aquél que tiene lugar en el ámbito rural, tanto en cuanto a la oferta de alojamiento a pequeña escala como las actividades que se pueden realizar a su alrededor.

En cualquier caso no podemos negar que el turismo rural constituye una nueva comunicación entre el hombre y el medio ambiente, permitiendo una interrelación entre el medio rural y urbano. Y además de esta visión idílica del turismo rural hay un transfondo económico que no debemos olvidar: el turismo rural constituye una nueva forma de reactivación económica de ciertas zonas agrarias deprimidas. De ahí que la Unión Europea esté apoyando las iniciativas de turismo rural a través del famoso Programa Leader, destinando grandes cantidades de dinero a subvencionar la rehabilitación de viviendas rurales para dedicarlas a este sector turístico.

 

SOSTENIBILIDAD

El término "sostenibilidad" y por tanto también el de "turismo sostenible" procede del concepto "desarrollo sostenible", un vocablo muy utilizado en la actualidad, no sólo por los ambientalistas que creen en él como base para la resolución de todos los problemas ecológicos, sino también por los políticos, a quienes se les llena la boca hablando de sostenibilidad cuando -en mi opinión- si conocieran toda la trascendencia del término, no lo mencionarían tan alegremente.

Remontándonos un poco en la historia de la conservación de la naturaleza, que es de donde surge el término, encontramos los

orígenes de la sostenibilidad. El primer documento que hace

referencia a ella es la "Estrategia Mundial para la Conservación" (WCS), un texto elaborado en 1980 por tres organismos internacionales dedicados a la protección del medio ambiente: una institución oficial de las Naciones Unidas, el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente); y dos organizaciones no gubernamentales: la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza) y el WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza).

La Estrategia Mundial para la Conservación tenía como objetivo principal: "contribuir al logro de un desarrollo sostenido mediante la conservación de los recursos vivos". El texto sirvió para la elaboración de numerosas estrategias nacionales de conservación de la naturaleza.

Pero es en 1987 cuando el término "desarrollo sostenible" es definido "oficialmente". Aparece en el denominado comúnmente "Informe Brundtland", aunque en realidad se llama "Nuestro Futuro Común". En 1983 la Organización de Naciones Unidas (ONU) creó la Comisión Mundial del Medio Ambiente y el Desarrollo, nombrando como presidenta a la Primera Ministra de Noruega, Gro Harlem Brundtland. El Secretario de la ONU les hizo un encargo muy especial: realizar un "programa para el cambio". Novecientos días después la Comisión presentaba su informe "Nuestro Futuro Común" en el que se analizaba de manera exhaustiva la situación del mundo y sus posibles soluciones. En dicho texto se definia el concepto de desarrollo sostenible de la siguiente manera:

"Es el desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las

generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades".

Un documento posterior, la revisión de la Estrategia Mundial para la Conservación, elaborada de nuevo por la UICN, el WWF y

 

el PNUMA, y presentada con el nombre: "Cuidar la Tierra" definía el término así:

"El desarrollo sostenible consiste en mejorar la calidad de vida humana sin rebasar la capacidad de carga de los ecosistemas que la sustentan".

A partir de este momento, todos los informes posteriores dedicados al estudio de la situación ambiental incluyen el término "sostenibilidad". Por último, la "Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo" (CNUMAD) que tuvo lugar en Río de Janeiro en 1992, la reunión internacional más importante sobre medio ambiente, denominada también la Cumbre de la Tierra, acabó de consolidar este concepto, incluyéndolo en la famosa "Agenda 21" y creando la Comisión de Desarrollo Sostenible (CDS) con sede en Nueva York, a fin de llevar a cabo un seguimiento de su contenido.

 

TURISMO SOSTENIBLE

Pasar del término "desarrollo sostenible" al de "turismo sostenible" no parece, tan difícil. Se puede definir, por tanto,

como "aquél turismo que tiene lugar de manera que es viable en un periodo indeterminado de tiempo y no degrada o altera el medio ambiente". Algunos expertos en el tema se han encargado de desarrollar los denominados "Principios que debe cumplir el turismo sostenible", una serie de requisitos para considerar una

actividad turística como "sostenible":

1. Moderación en el uso de los recursos

2. Reducción en el exceso del consumo y los residuos

3. Mantenimiento de la diversidad biológica

 

4. Planificación cuidada y racional del turismo

5. Búsqueda del apoyo de la economía local

6. Involucrando a la población local

7. Formación específica del personal

8. Marketing responsable

9. Estimular la investigación

Según estos principios, el modelo de turismo que se ha desarrollado en España desde los años 60 es completamente "insostenible", y de hecho ya hay numerosas voces de expertos avisando de la crisis del sector turístico español a consecuencia de esa insostenibilidad, y por eso se hace hincapié en la necesidad de incentivar otro tipo de turismo alternativo, fuera del turismo de masas de la costa.

¿Es sostenible el turismo de Benidorm, Torremolinos, Marbella o Torrevieja? Quizás a corto plazo parezca que sí, desde luego a largo plazo no. No porque cada vez el turista va buscando una opción de mayor calidad, y con el descenso del precio de las tarifas aéreas encuentra ese turismo de calidad en otros lugares. Pero... ¿es posible hacer sostenible los lugares antes mencionados? Desde luego, conseguir que vuelvan a ser lugares idílicos como eran en un principio, pequeños pueblecitos de pescadores, resulta imposible. Pero se pueden hacer cosas para mejorar la situación. Grandes cadenas hoteleras internacionales

están poniendo en práctica importantes medidas para hacer más

sostenibles sus establecimientos. En España además, contamos con un ejemplo impresionante, el caso del municipio de Calviá, en Mallorca, donde en aplicación de la "Agenda 21" se están demoliendo hoteles a base de goma-2.

 

 

EL "GREENING"

Ante los problemas a los que se enfrenta el turismo para conseguir ser más sostenible, muchas personas de todo el mundo están trabajando en lo que se denomina el "greening". Este término inglés que traducido literalmente al castellano sería algo así como "verdear" pretende exactamente eso, hacer más verde, es decir más ecológica, la industria turística.

Para ello están trabajando en el tema no solo entidades ecologistas, sino también empresarios de cualquier segmento de la industria turística, en orden a buscar soluciones para los problemas ambientales ocasionados por el turismo. Una de las primeras iniciativas sostenibles fue la de solicitar en los hoteles la colaboración de los clientes en cuanto a si se deben o no lavar las toallas diariamente, como se viene haciendo desde hace años. Para ello se indica en las habitaciones el gran gasto de agua y energía que supone este tema, así como la contaminación que lleva consigo el uso de los detergentes. Esta práctica resulta absurda cuando generalmente nadie cambia las toallas de su casa de forma diaria. Mediante un cartelito indicador se solicita al cliente que si desea que se lave su toalla la tire al suelo, y si cree que no es necesario, que la cuelgue en su

sitio. Con este detalle, que parece una tontería, se está consiguiendo, a nivel mundial, un importante ahorro de energía y agua así como un descenso de la contaminación ocasionada por los detergentes.

Como éste hay miles de ejemplos que ya se están llevando a cabo. Mencionaremos brevemente algunos de ellos:

* uso de papel reciclado en la elaboración de folletos turísticos

 

* fabricación de aviones que contaminan menos

* recogida de jabones usados de los hoteles para el tercer mundo

* donar parte de los beneficios de un tour a una ONG ambiental

* uso de transporte eléctrico en los parques nacionales

 

SOSTENIBILIDAD Y "GREENING" APLICADO AL TURISMO RURAL

Una vez conocido el origen del término sostenibilidad y las posibilidades del "greening" alguno de ustedes se preguntará: "bueno, y en el caso del turismo rural, ¿qué?" y eso es lo que vamos a ver a continuación.

¿Es más sostenible el turismo rural que el turismo de sol y playa? En principio parece que sí, pues el segundo es un turismo masificado mientras que el primero es, más bien, de minorías que buscan de por sí una calidad de vida que no van a encontrar en la masificación de sol y playa.

¿En qué es sostenible el turismo rural? En muchas cosas. Es más sostenible en el tipo de construcción, por ejemplo, pues si se trata de una casa rehabilitada será un edificio que sigue la tónica del resto de las casas del pueblo, con arquitectura original, etc. En el tipo de alimentación que se debe dar, basado en productos de la zona, potenciando la elaboración de platos típicos cocinados con productos elaborados en la comarca.

¿Puede ser el turismo rural más sostenible de lo que parece ser en la actualidad? Sí, cualquier casa rural debe tender hacia esa sostenibilidad total. El turismo rural tiene, como veíamos antes, ciertas ventajas frente al turismo de masas para convertirse en sostenible, pero también cuenta con inconvenientes. A veces la sostenibilidad exige inversiones de

 

dinero que las grandes cadenas hoteleras o las líneas aéreas se pueden permitir, pero no un particular que tiene una casa rural. Por ejemplo, en el caso de realizar una instalación de energía solar para producir la energía de la casa rural.

Pero en general no es así. Hay muchísimos detalles que la industria hotelera está aplicando a sus instalaciones para hacerlas más sostenibles y que en el caso de las casas rurales serían muy fáciles de aplicar. Por ejemplo, la sostenibilidad implica la formación del personal en el concepto de desarrollo sostenible, en el caso de los alojamientos rurales que son llevados por núcleos familiares esa formación sería muy sencilla, sólo es cuestión de mentalizar a la familia.

Pero vayamos a lo práctico. Opciones, ideas, posibilidades para hacer una casa de turismo rural más sostenible, aquí van algunos ejemplos:

* INSTALACIONES:

- Diseño de la casa basado en la arquitectura bioclimática.

- Para cualquier obra, uso de materiales de la zona reutilizados.

- Uso de dispositivos de ahorro de agua en grifos, duchas y cisternas.

- Uso de dispositivos de luz que se apagan solos.

- Uso de bombillas de bajo consumo.

- Uso de chimeneas así como de calefacción individual.

- Instalación de aire acondicionado natural.

- Uso de energía solar.

- Uso de muebles y decoración tradicionales reutilizados.

- Cultivo en el jardín de plantas autóctonas.

 

- Comprobar regularmente las posibles pérdidas de agua.

- Utilizar productos ecológicos -pinturas, barnices, etc- para decorar la casa.

- No utilizar electrodomésticos con CFCs.

* ALIMENTACION:

- Consumo de productos de la zona.

- Cultivo de productos de agricultura biológica.

- Cocinar los alimentos mediante un uso eficiente de la energía.

- No mantener los grifos abiertos cuando no sea necesario.

- Comprar productos que no lleven demasiado envalaje.

- Utilización de vajilla y cubertería reutilizable.

* GESTION:

- Elaboración de papelería y folletos de la casa en papel reciclado.

- Separación de basuras en origen. Realización de compost.

- Uso de envases rellenables para champú, gel, etc.

- Uso de paquetes de mantequilla, mermelada, etc, grandes.

- Formación de los empleados sobre la importancia de la sostenibilidad.

- No utilizar pesticidas ni herbicidas químicos en el jardín.

- Evitar la contaminación acústica.

- No realizar emisiones contaminantes al suelo, tierra o aire.

* INFORMACION:

- Indicación a los turistas de que están comiendo productos ecológicos.

 

- Fomento de la ducha antes que el baño.

- Establecimiento de carteles indicativos sobre el uso de las toallas.

- Información sobre la importancia del ahorro de energía.

- Fomentar en los turistas el reciclado de papel, aluminio y vidrio.

- Poner a disposición de los clientes una biblioteca de temas ecológicos, con información sobre actividades en la zona.

- Solicitar al municipio que se establezca un plan de recogida selectiva en la zona.

- Fomentar en la zona, la existencia de otras casas rurales sostenibles.

* ACTIVIDADES:

- Fomento de actividades relacionadas con el respeto a la naturaleza: senderismo, observación de aves, fotografía de naturaleza, etc.

- Evitar las actividades que provoquen un impacto ambiental en la zona.

- Fomentar que el turista abandone el vehículo y realice sus excursiones en medios de transporte ecológicos: a pie, a caballo, en bicicleta.

- Fomentar en los clientes el uso de bolsas de basura en sus excursiones así como salidas para colaborar en la limpieza de determinadas zonas.

- Indicar a los clientes lugares especialmente frágiles en determinadas épocas del año por nidificación de ciertas especies, etc.

 

 

ASPECTO ECONOMICO DE LA SOSTENIBILIDAD

Aquí hemos visto algunas ideas, que son algo así como las indicadas para ser "más ecológico en casa" pero cada día surgen muchas más, algunas procedentes de innovaciones tecnológicas, otras, simplemente de la ocurrencia de algún gestor. Seguro que

a ustedes se les ocurren muchas más.

La pregunta clave ahora es: ¿resulta más económico ser más sostenible? Desde luego, si uno decide que su casa rural no es nada sostenible y decide tirarla abajo y comenzar de nuevo empezando por el uso de una arquitectura bioclimática, sí se puede decir que el turismo sostenible es más caro. Pero en realidad no hace falta ser tan extremista. Se trata de ir mejorando en lo posible, nuestra casa rural. Hay ideas de las mencionadas anteriormente, que no suponen una gran inversión y sí pueden significar un ahorro interesante, despreciable a lo mejor por sí solo, pero importante si se suma a otra serie de pequeños ahorros, por ejemplo:

limpieza de toallas + uso de champú en envase reutilizable + uso de mantequilla a granel + uso de plantas autóctonas en el jardín

= ahorro energético, residual, ECONOMICO.

Y es que desde luego, el ser sostenible es ser económico. No sólo por razón de imagen las grandes cadenas hoteleras, las líneas aéreas o los tour-operadores están empezando a ser sostenibles, también es por la cuestión económica. El turista demanda y cada vez lo hará más en el futuro, un respeto por el medio ambiente. De ahí que la consecución de un turismo rural sostenible sea, además de un desafió una importante oportunidad, ¡aprovechémosla!.

 


Página Anterior