DESARROLLO Y MEDIO AMBIENTE

Carmen Lorés Domingo
Profesora de Geografía de la Escuela Superior de Turismo de Huesca


El actual sistema económico no es compatible con la protección del Mediombiente, desde hace varios años diversas instituciones y organizaciones se plantean el deterioro medioambiental que padecemos vinculado al modelo de desarrollo que tenemos. La economía mundial ha seguido un paulatino proceso de globalización y las interdependencias se han consolidado en los últimos años.

Ahora bien, esta internacionalización no ha servido en absoluto para lograr una mejor distribución de la riqueza, bien al contrario, las diferencias entre el Norte y el Sur, entre los paises desarrollados y los paises pobres se han ahondado escandalosamente. Con el sistema vigente, tenemos dos bloques, en uno , los paises pobres, que proveen al resto de materias primas a bajo precio, y en el otro a toda una serie de paises ricos que con las materias primas a las que anteriormente aludíamos, elaboran con altas tecnologías, un conjunto de bienes que gracias a la economía de mercado les sirven para mantener su propio estatus de paises ricos.

La economía mundial está regida en gran parte por el Banco Mundial, que hace ya tiempo cumplió sus primeros 50 años. Pues bien, el Banco Mundial, por su propia esencia el organismo que más está favoreciendo el abismo entre paises pobres y ricos , con el serio agravante de que lo hace, además , con la etiqueta de Ayuda al Desarrollo. De la mano de este negativo papel va su propia capacidad como elemento determinante en la destruccción del medio ambiente. Según fuentes de Greenpeace, la superficie de bosques destruidos por proyectos financiados por el Banco Mundial suponen 1,9 millones de kilometros cuadrados, de los proyectos del año 1993, ninguno se sometió a una evaluación de impacto ambiental. El Banco Mundial es el encargado de administrar la mayor parte de los fondos de la Convención sobre Cambio Climático destinados a financiar proyectos en paises en vías de desarrollo tendentes a reducir las emisiones de Co2 a la atmósfera. Estos paises utilizan 150.000 toneladas anuales de sustancias que destruyen el ozono ; en el protocolo de Monreal se adjudicaron al Banco Mundial 120.000 millones para el programa de sustitución de sustancias destructoras de ozono en estos paises y tan solo han reemplazado 245 toneladas de estas sustancias.

Naturalmente no sólo el banco Mundial es el responsable de la situación , pero desde luego es un ejemplo suficientemente explicito, de que la economía mundial está montada sobre unas bases que de no cambiar su estrategia en poco tiempo van a procurar a nuestro medio ambienbte una daño irreparable.

El actual sistema económico es absolutamente insostenible. Desde muchos foros internacionales se demanda la necesidad de un profundo cambio. En muchos casos esta reconversión ideológica viene dada por la propia necesidad de supervivencia. Ni siquiera los paises ricos están en condiciones, de seguir así, de mantener su propia economía. Mucho menos, los paises que a estas alturas de la história , a las puertas del siglo XXI , no han conseguido ni siquiera que sus habitantes tengan cubiertas sus necesidades más imprescindibles: Comida, salud, educación, trabajo...........

Resulta dificil establecer cuales serían los parámetros en los que debería moverse un nuevo orden económico, en algunos casos sabemos lo que no queremos que perdure, y también algunos aspectos que se demandan como básicamente necesarios.

En primer lugar, es urgente es poner freno al consumismo que se ha acentuado en las últimas decadas. De seguir consumiendo al nivel actual y contando con las previsiones de aumento de población que se tienen los recursos apenas durarían.

En segundo lugar, es necesario abandonar el concepto de economía de mercado. Basar todo el sistema económico en la creencia de que el mercado es capaz de controlar los flujos económicos y a la vez de que la economía de todo pais debe obedecer a criterios de mercado nos ha llevado al momento actual con los problemas que estamos viendo: Abismo entre paises pobres y ricos, grandes bolsas de paro y destrucción a gran escala del medio ambiente (entre otras).

En tercer lugar es necesario llevar a cabo un profundo cambio en la calidad del crecimiento. El crecimiento no puede estar orientado unicamente a aumentar el PIB, por ejemplo, sino que debe buscar una mejora de la calidad de vida de todos los habitantes.

Ahora bien, es necesario recordar que el PNB no pasa de ser una cifra estadística, es decir una media. Esto se traduce en el hecho de que no sirve para calibrar con realismo la proporción riqueza/pobreza que tiene una país. La práxis nos demuestra que paises con un PNB alto no son capaces de mantener un nivel de desarrollo adecuado y generan grandes bolsas de pobreza y de marginación en tanto que otros, les sudece lo contrario, con un PNB relativamente bajo mantienen un mayor equilibrio equilibrio. ¿Qué quiere decir todo los anterior ? Pues que sin duda , a la hora de conocer la situación socioeconómica de un pais es necesario poner en relación otros parámetros y descender del mundo de las grandes cifras-medias macroeconómicas a la situación real de las personas.

Mientras la gran preocupación de los gobernantes y los responsables de organismos internacionales sea mejorar cifras, los problemas seguirán allí, probablemente parchearán algo alguna situación a corto plazo, pero a largo plazo los problemas no se solucionarán.

El desarrollo no debe ser un concepto abstracto, el racionalismo y el economicismo nos arrastran a unas concepciones vitales que a cada momento se demuestran, si no equivocadas, por lo menos no válidas. No cabe duda de que por debajo de ciertos parámetros está demostrado que es muy dificil mantener niveles dignos de vida, pero eso no puede justificar intervenciones externas que a largo plazo destruyen a pueblos enteros. Situaciones como las vividas en la Amazonia, ¿es necesario para mejorar la calidad de vida de los pobladores autóctonos construir grandes carreteras que deshacen la selva? ¿O lo que se busca en enriquecer a grandes compañias comerciales y trust y holdings internacionales? El desarrollo para ser tal debe ser endógeno, debe partir de la propia realidad de cada zona, llevarse a cabo a iniciativa de sus propios habitantes y utilizar recursos propios. En caso contrario la experiencia demuestra que las posibilidades de fracasar son elevadísimas, amén de demostrar en la mayoria de los casos, que obedecen en el fondo a oscuros intereses.

El desarrollo de un pais, debe además intentar desarrollar integralmente a las personas, esto que resulta fácil de argumentar es sinembargo muy dificil de poner en práctica. A menudo vemos como los gobiernos se preocupan más por formar a los ciudadanos de acuerdo a determinados intereses socioeconómicos y nunca para que sean ellos mismos quienes decidan su propio destino.

En cuarto lugar hay que remarcar que la revitalización del crecimiento debe ir profundamente unida a la necesidad de satisfacer las necesidades humanas más básicas en muchos paises en vias de desarrollo. Se debe buscar un aumento de las producciones, sin olvidar en ningún caso las condiciones de vida en la que vive la población , de lo contrario, se volverá a caer en los mismos errores que se han cometido hasta la fecha.

En quinto lugar , pero no menos primordial, está la necesidad de abandonar definitivamente las tecnologías sucias. En la actualidad vemos como grandes empresas, muchas de ellas multinacionales, son obligadas a cerrar sus puertas en paises desarrollados por resultar altamente contaminantes y cómo, la mayor parte de ellas lo que hacen es trasladar sus instalaciones a paises tercermundistas en los que la necesidad de puestos trabajo es tan imperiosa que no se cuestinan el deterioro medioambiental. No se debe caer en el error de introducir o permitir procesos productivos contaminantes al primar el aumento de las producciones.

Por último la urgente necesidad de conciliar economía y medio ambiente. Ningún cambio de sistema económico tiene sentido si no va acorde con las necesidades de sostenimiento y mejora medioambiental.

Manfred Max-Neef, economista alternativo y miembro del Club de Roma, declaraba en el mes de Marzo de 1994 en un conferencia en Zaragoza que es urgente huir de las ideas neoliberales y establecer una economía humanizada. Argumentaba que hasta ahora la economía se ha movido con la idea de que si esta crece todo mejora, ahora recojemos el fruto de estas ideas. Max-neef, propugnaba un desarrollo a escala humana, una humanización de la ciencia económica que hasta ahora ha resultado escesivamente mecánica.

El sistema económico en el que estamos inmersos es el gran enemigo de nuestro medio ambiente. A través de las complejas redes económicas existentes la economía promueve a los poderes políticos y económicos a propiciar un consumo exacerbado. Este consumo irracional nos lleva a esquilmar los recursos naturales y a establecer unos riesgos ambientales dificilmente sostenibles. Basta con observar las estadísticas de consumos de energía mundiales. A través de este consumo descabellado de energía se está propiciando un cambio climatico de consecuencias imprevisibles. La contaminación que se alcanza en muchas ciudades es la causa de la aparición de un buen número de enfermedades en sus habitantes y los riesgos son cada vez mayores.

El sistema fuerza a la destrucción de energías y bienes no renovables. La economía de mercado está llevando en estos momentos a la quiebra a muchos paises pobres . Para colmo de males , los paises más industrializados preocupados por su propia situación medioambiental ponen legislaciones correctoras y sienbargo no tienen ningún pudor a la hora de exportar a los paises del Tercer Mundo todos aquellos procesos productivos que a ellos les resultan inadmisibles por su peligrosidad. Es decir, los paises ricos son los más directamente responsables en el deterioro medioambiental del planeta y ellos son los que imponen el sistema económico actual.

Tal y como comentábamos al comienzo , el actual sistema económico está regido en gran parte por el banco Mundial. Pues bien, el Banco Mundial a través del problema generado por la Deuda Externa ha condicionado unos durísimos planes de ajuste y son precisamente estas políticas de ajuste las que han ejercido una gran presión sobre el medio ambiente y los recursos naturales durante los últimos 10 años.

En primer lugar las medidas han provocado una contracción de la demanda y un agravamiento de la pobreza de los campesinos, que han acentuado la presión sobre recursos básicos como la leña, el agua, los pastos, etc...Las prácticas de conservación de suelos han sido abandonadas, y ha sido necesario utilizar tierras marginales, en pendiente y otras con vocación forestal. Con esto se ha acelerado el agotamiento de la tierra, la erosión y la pérdida de suelo fértil.

En segundo lugar la subordinación de las economías a la actividad exportadora y generadora de divisas a la que se ven obligados los paises para el pago de la deuda ha incentivado la explotación comercial de los bosques, los recursos pesqueros y las aguas superficiales así como el uso no sostenible de la tierra al intensificarse los cultivos y el uso de agroquímicos. Chile por ejemplo, ha tenido que realizar talas masivas al sur del pais para exportar madera, y ha explotado abusivamente los caladeros para producir harina de pescado, hasta tal punto que desde 1988 las capturas están disminuyendo vertiginosamente. En Ghana, la exportación de maderas tropicales casi se triplicó entre 1984 y 1987, hasta el punto de que de seguir así en el año 2000 pueden haber perdido todos sus bosques.

En tercer lugar para poder ser competitivos a nivel internacional han tenido que reducir los costos ambientales imputables a los costos de produción, trasladando estos costes como externalidades a la biosfera, no instalando sistemas de control de contaminación y saltándose las regulación ambiental existente.

Por último han sido obligados a admitir plantas contaminantes relocalizadas desde paises ricos, residuos tóxicos etc...

Por todo lo anterior, está claro que el sistema económico propicia el que los paises pobres ocasionen daños al medio ambiente además está claro que son ellos los que de forma creciente asumen los costos ocultos del deterioro ambiental a escala global.

 


Página Anterior