“FORTALECIMIENTO Y AMPLIACIÓN DE LA UNIVERSIDAD CAMPESINA TIERRA SIN MAL EN SUCUMBIOS (ECUADOR)”

Enrique Fuertes Grábalos

Universidad Equinoccial

Pablo Plou Lafuente

Universidad Equinoccial

Enrique Sáez Olivito Universidad de Zaragoza

1.-INTRODUCCIÓN

Los problemas derivados de la depreciación internacional del Café, que ha sido desde hace más de 30 años el producto básico de la vida campesina y de la actividad económica y comercial de la provincia, los efectos del plan Colombia y la dolarización, que truncan la vocación comercial que iba adquiriendo la provincia gracias a su proximidad con Colombia, han agravado de forma muy preocupante la problemática que ya de por sí venía arrastrando el sector agropecuario y forestal.

Ante esta situación se hace urgente brindar a la provincia un servicio de alta calidad tecnológica y un adecuado sistema de transferencia para que se puedan afrontar con éxito las tareas de mejorar la productividad de las explotaciones campesinas, al mismo tiempo que se potencia la diversificación agroproductiva. Para conseguirlo se necesitan profesionales agropecuarios y forestales con una sólida formación teórico-práctica, orientada a la comunidades, capaces de encarar las dificultades que impone a la agricultura la globalización de los mercados y de la economía, dotados con una fuerte sensibilidad social y con capacidad de dinamizar y organizar el sector campesino, capaces de generar una cultura de respeto, protección del medio ambiente, potenciar los planes de manejo forestales, el manejo racional del sistema hidrológico y el aprovechamiento y preservación de la biodiversidad y que desarrollen cultivos y sistemas de cultivo alternativos, que den un uso más adecuado de los suelos tropicales.

Una posible solución a los problemas anteriormente mencionados pasa por la creación de una universidad de calidad, capaz de proporcionar a la provincia estos profesionales dotados de ese nuevo espíritu emprendedor. El proyecto fortalecerá un programa de formación universitaria para bachilleres campesinos e hijos de campesinos, permitiendo crear un albergue que acogerá a estos estudiantes, equipar un laboratorio de ciencias naturales, biología y entomología y una biblioteca especializada y al mismo tiempo se apoyará en los gastos de funcionamiento y personal.

2.-ANTECEDENTES Y CONTEXTO

2.1. LOS PROMOTORES

El PRODAS, Promoción del Desarrollo Agroforestal de Sucumbíos es una fundación sin ánimo de lucro creada por ISAMIS (Iglesia de San Miguel de Sucumbíos Vicariato Apostólico) para encargarse de la gestión y ejecución de proyectos agropecuarios y forestales en la provincia tanto en su dimensión productiva como educativa.

2.2. UBICACIÓN GEOGRÁFICA

La zona geográfica comprendida por la jurisdicción eclesiástica de la Iglesia San Miguel de Sucumbíos se convirtió, mediante la ley Nº. 008 del 2 de febrero de 1.989, publicada en el Registro Oficial del 13 de Febrero de 1.989, en la Quinta Provincia Amazónica del Ecuador, con una extensión territorial de 18.612 km2 distribuida en los cantones: Putumayo, Lago Agrio, Shushufindi, Gonzalo Pizarro y Sucumbíos.

2.3.- CONTEXTO HISTÓRICO DEL PROCESO DE COLONIZACIÓN

Sucumbíos estuvo poblada desde siempre por tribus indígenas multiétnicas que vivían en perfecto equilibrio con el medio.

Con el descubrimiento del petróleo en los años sesenta la situación dio un cambio radical, comenzó la tala del bosque para la construcción de caminos que permitieran la comercialización del crudo; paralelamente y apoyada por el gobierno ecuatoriano se produjo la colonización (ocupación y explotación de las tierras que quedaban al borde del camino). Multitud de familias de otras zonas del país se fueron estableciendo. La colonización se realizó de forma totalmente espontánea, sin ninguna planificación ni asistencia técnica de ningún tipo, usando como base las carreteras que se han ido abriendo para la explotación petrolera. Los primeros en llegar se ubican en los costados de las carreteras o en los trazados de las mismas (primera línea), en lotes de aproximadamente 50 hectáreas, con 250 metros de frente a la carretera y 2.000 metros de fondo, según las normas del IERAC del entonces (Instituto Ecuatoriano de Reforma Agraria y Colonización). Cuando la primera línea está totalmente ocupada, es decir los primeros 2.000 metros a ambos lados de las carreteras están totalmente ocupados, los siguientes colonos se sitúan en una segunda línea, también llamada primer respaldo, ocupando lotes paralelos a los anteriores y con las mismas dimensiones, y así sucesivamente hasta seis o más líneas hacia dentro. Pueden seguir este patrón de residencia lineal a lo largo de caminos menores (trochas) o de los ríos. El tipo de suelo no es un factor que el colono tenga demasiado en cuenta al momento de la selección del lote.

Es importante tener en cuenta que los colonos provienen de otras partes del país, con condiciones ecológicas muy diferentes a las de la región amazónica, y que nunca han recibido una asesoría técnica adecuada por parte del Estado, por lo que es común que se hayan implantado en la zona sistemas agrarios incompatibles con las condiciones de fragilidad del suelo de esta región, lo que ha provocado que los rendimientos agrícolas sean con frecuencia muy inferiores a los esperados. De igual forma se ha originado el rápido empobrecimiento y degradación de los suelos de muchas zonas.

Generalmente la única respuesta que han podido dar los colonos a la pérdida de fertilidad de sus suelos ha sido la deforestación de nuevas superficies hacia el interior de sus lotes. Los colonos una vez posesionados en su lote comienzan a trabajar desde el frente más cercano a la carretera y van derribando el bosque hacia el interior progresivamente.

Esta forma de colonización hace que exista una cierta homogeneidad en todas las explotaciones, al ser de dimensiones similares y por que en todas ellas nos encontramos con un frente deforestado dedicado principalmente a pastos o potreros y un fondo, de mayores o menores dimensiones según el caso, aun sin desbrozar completamente.

2.4. ANTECEDENTES INSTITUCIONALES Y PARTICIPACIÓN ARAGONESA EN LA GÉNESIS DEL PROYECTO.

Desde Noviembre de 1998 se ha venido trabajando en la mejora de la educación en el bachillerato semipresencial Agropecuario y Forestal del Colegio a Distancia Juan Jiménez en toda la provincia de Sucumbíos.

En 1998 el Centro CEDERUL de la Universidad de Zaragoza (España), firmó un compromiso de colaboración con el PRODAS para impulsar un proyecto de Desarrollo Rural en la provincia de Sucumbíos (Ecuador) que implique a la universidad en la problemática amazónica.

A través del Dr. Enrique Sáez Olivito se inició un proceso de colaboración que da como fruto el planteamiento de dos tesis doctorales vinculadas al proyecto y al Departamento de Agricultura y Economía Agraria de la Facultad de Veterinaria.

En el mismo año la Escuela Universitaria Politécnica de la Almunia (Adscrita a la Universidad de Zaragoza) firma un convenio con la Asociación Huauquipura para respaldar este proceso, fruto de dicho convenio se adquiere la actual Finca Educativa Doña Godina en la población de Santa Cecilia (Ecuador). Desgraciadamente el proceso de colaboración se trunca en el segundo año por falta de disponibilidad financiera de la EUPLA.

Desde el inicio se entiende que la educación debe ir al mismo paso que el desarrollo, de forma que el estudiante avance en las cuestiones pedagógicas y productivas al mismo tiempo.

Desde 1998 hasta el 2000 el Ayuntamiento de Zaragoza apoya el proceso de identificación y formulación de la propuesta universitaria como un componente el proyecto Desarrollo Agrosilvopastoril en la Cuenca del Río Aguarico y desde el 2001 al 2003 apoya la construcción de la infraestructura educativa imprescindible para el inicio del mencionado programa universitario a través del proyecto Creación de la Universidad Campesina CRECERMAS . Todos estos proyectos son ejecutados, gestionados y administrados por el PRODAS.

En Marzo de 2004 se firma el convenio entre la UTE (Universidad Tecnológica Equinoccial) e ISAMIS (Iglesia de San Miguel de Sucumbíos), de parte de esta última es el PRODAS quien asume la administración y ejecución del proyecto universitario que finalmente permitirá implementar inicialmente las carreras de ingeniería agroforestal y agroindustrial. Se crea el Instituto Superior Tecnológico CRECER MAS. En este mismo año se firma un convenio de colaboración entre la Universidad de Zaragoza y la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE).

En Octubre de 2004 se inician las clases de ambas especialidades. En la actualidad el proyecto cuenta con el apoyo de tres cooperantes aragoneses; Laura Martín, Licenciada en Ciencias Económicas (Universidad de Zaragoza), encargada del área de comercialización; Pablo Plou, Licenciado. en Ciencias Químicas (Universidad de Zaragoza), Coordinador Administrativo del Programa Universitario y Enrique Fuertes, Licenciado en Veterinaria e Ingeniero Técnico en Industrias Agrarias (Universidad de Zaragoza), encargado de la coordinación del PRODAS.

3.- DESCRIPCIÓN DE LOS FACTORES SOCIALES Y DE DESARROLLO QUE

INCIDEN EN LA PROBLEMÁTICA DEL CAMPESINO E INDÍGENA DE

SUCUMBÍOS

En Ecuador y especialmente en la Provincia de Sucumbíos, la situación de pobreza que atraviesan la mayoría de los campesinos tiene varios componentes como son el aislamiento, la escasa salubridad del medio, carencias educativas, inadaptación del medio a los cultivos tradicionales, subordinación de la agricultura a otros sectores productivos y económicos. Dentro de este complejo de componentes existen sin duda causas políticas primarias (principalmente una despreocupación del Estado y de sus organismos competentes que conlleva falta de asesoría técnica para los campesinos, destrucción del medio ambiente y supeditación a otros intereses, inseguridad, sistema de salud insuficiente, corrupción política administrativa, deficiencia sistema educativo, tráfico de drogas etc) que difícilmente podemos atacar directamente a corto / mediano plazo. Sin embargo hay en nuestro parecer algunas causas técnicas de la pobreza en la Provincia que se pueden comenzar a resolver con iniciativas como las que planteamos en este proyecto. Un ejemplo de causa de tipo técnico es la escasa productividad de la tierra, más concretamente la rápida disminución del rendimiento de la tierra, tras su puesta en producción por pérdida de fertilidad de los suelos es un factor a nuestro juicio fundamental para explicar la pobreza del campesino en esta Provincia, y es principalmente sobre ese punto que queremos apuntar nuestros esfuerzos.

La población de Sucumbíos asciende a 128.995 habitantes, 50.198 personas viven en la zona urbana y 78.797 en las zonas rurales1. Sin embargo en el censo de 1990 la población total apenas era de 77.148, lo que supone que la población ha crecido en los últimos diez años en un 67 %, y el porcentaje de participación de la población de Sucumbíos en el total nacional ha pasado del 0,8 % al 1,1 %, lo que significa que Sucumbíos es la provincia de Ecuador que más ha crecido en los últimos diez años. Fácil entender entonces lo importante que es la presión sobre los recursos naturales y al mismo tiempo la importancia de normas o lineamientos técnicos que puedan permitir una vida digna a sus pobladores y al mismo tiempo asegurar una gestión sustentable de los recursos naturales del área, especialmente importantes en esta zona amazónica, hecho ese ultimo que desdichadamente no se ha verificado.

En la Provincia solamente existe un Hospital y 25 Subcentros de Salud estatales, atendidos por médicos que cumplen su año de medicina rural, 2 Subcentros de la Iglesia, 22 Centros Privados de atención de diversa categoría y un programa de atención ambulante a las comunas indígenas dirigido por la Organización Indígena FOISE, con la colaboración de la Iglesia y la Cruz Roja Suiza (Fuente: Dirección Provincial de Salud de Sucumbíos).

De hecho, a pesar de que los servicios a la población hayan ido mejorando su cobertura, todavía al día de hoy existen graves carencias, evidenciado por el elevado índice de necesidades básicas insatisfechas: 81,7% general, con una incidencia de pobreza extrema por NBI del 40,2% y por la tasa de personas que habitan viviendas con servicios inadecuados (74,6%). Muy fuerte es también la tasa de incidencia de pobreza de consumo (66,3%) de los cuales el 20,1 % se encuentran en condiciones de extrema pobreza de consumo . Más del 50 % de la población activa se encuentra en situación de subempleo o desempleo. Existe además un elevado índice de desnutrición infantil (38%en menores de cinco años). Fuente: INEC 2001.

La población rural es del 61 % y la urbana del 39 %, esta ultima esta creciendo con respecto a la población rural en términos relativos (en el censo de 1990 la población rural era 73 % del total). Sin embargo la población rural, contrariamente a la dinámica mundial, ha aumentado en términos absolutos de 56.460 habitantes a 78.797, de 1990 a 2001 (+40%). El 38 % de la población es económicamente activa, lo que supone una cifra de 48.856 habitantes. Por lo que se refiere a empleo y ocupación, en Sucumbíos, el 39,4 % de la población activa está dedicada a la agricultura, población que se ha incrementado de un 2,1 %. También resulta curiosa la sorprendente proporción de trabajadores por cuenta propia que suponen el 37,6 % de la población activa, aunque este sector presenta las menores tasas de crecimiento, apenas el 3,2 % en el último decenio. Sin duda este dato se debe a la peculiar estructura de la propiedad rural en la provincia de Sucumbíos, dado que existen aproximadamente unas 10.000 fincas rurales lo que indica que la mayoría de los campesinos tienen tierra propia y que son por tanto trabajadores por cuenta propia de su propia finca. Finalmente la pirámide de edades parece indicar un decrecimiento en la tasa de natalidad en los últimos cuatro años, sin embargo la población juvenil de 15 a 24 años asciende al 20 % de la población y de 25 a 44 años, al 27 %. Esto evidencia que Sucumbíos tiene una población mayoritariamente joven y una pirámide de edades todavía bien distribuida. Sin embargo si parece importante reseñar que el índice de dependencia demográfica rural es más elevado (79,5%) que el rural (61,3%). En efecto esto podría indicar un preocupante envejecimiento de la población rural o un efecto de migración de la población juvenil rural a la ciudad o bien fuera de la provincia Las estadísticas del INEC ponen de manifiesto una elevada tasa de analfabetismo (8,1 %) en la provincia de Sucumbíos datos que habría que incrementar si consideráramos el analfabetismo funcional, también demuestran que la situación educativa rural presenta peores índices. Finalmente en el rango de edades de 15 a 29 años la población económicamente inactiva es del 29 % del total de la población, lo que supone un índice altísimo que no corresponde con la tasa de población que se encuentra cursando estudios medios o superiores. Esta tasa frena sin duda el desarrollo y despegue de la provincia de Sucumbíos.

De la población total de la provincia el 5% son indígenas y el 95% colono-mestizos. El cantón más poblado es Lago Agrio con el 53.6% de la población, seguido por Shushufindi con el 24.9%; los cuatro restantes representan en conjunto el 21.7%. Los grupos indígenas asentados como Sionas, Secoyas y Cofanes, son autóctonos y en número muy reducido. Viven además los Shuares, provenientes de Morona Santiago y los Kichwas del Puyo y Napo. La provincia cuenta con 299 centros de educación primaria (escuelas) 22 de educación secundaria (colegios). De los alumnos de educación secundaria una buena parte cursan en la Unidad Educativa a Distancia Juan Jiménez, gestionada por una de las instituciones que nos apoyan, ISAMIS (Iglesia de San Miguel de Sucumbios), donde la matrícula normal del centro ronda los 5000 estudiantes, lo que representa el 21 % de los estudiantes de ciclo medio de toda la provincia y más del 85 % de los estudiantes a distancia en toda la provincia.

La red de carreteras (de tercer orden, sin asfaltar), creada al servicio de la explotación petrolera casi en su totalidad y aumentada en una pequeña proporción por el Consejo Provincial, abarca 832 Km., mientras que los caminos peatonales (casi intransitables durante la época de lluvias) tienen una extensión de 113 Km. Todas las cabeceras cantonales tienen energía eléctrica así como la cabecera provincial Nueva Loja/Lago Agrio. El servicio de agua a la población comprende agua entubada en todas las cabeceras cantonales.

Hasta hace pocos años el colono dependía del monocultivo del café, que era su principal fuente de ingresos. Desde el terremoto de marzo de 1.987 la producción de arroz comenzó a ser progresivamente significativa. El cacao y la naranjilla se producen actualmente en pequeñas cantidades destinadas a la venta. En las tierras bajas se produce maíz, parte para el consumo y parte para el comercio. Anteriormente al Plan Colombia, en la zona de frontera se vendía a Colombia a mejor precio respecto a los aplicados en el mercado nacional. Otros productos, como el banano, yuca, cítricos y caña de azúcar son para el consumo familiar. Otra fuente de ingresos es la ganadería vacuna, destinada a la producción de carne y a la de leche en una proporción similar, aunque los índices productivos son muy bajos. El resto de la producción pecuaria, cerdos y gallinas se destina al mercado y al consumo familiar o para conseguir dinero en la época en que no hay producción de café. Esta época se extiende actualmente a los meses de agosto a diciembre: anteriormente había producción casi todo el año, pero la falta de técnicas adecuadas, la erosión de los suelos, la degeneración de los cafetales, etc., la han reducido considerablemente.

En talleres realizados con productores de la provincia se ha podido realizar un estudio acerca de los costos e ingresos obtenidos en las principales actividades productivas agropecuarias en la provincia que demuestra de forma evidente la situación de crisis por la que actualmente atraviesa el sector campesino; en efecto se observa una pérdida de renta que necesariamente repercute en la retribución del trabajo campesino, es el caso del café y de la ganadería. Esto necesariamente aboca a que es necesaria una búsqueda de las nuevas potencialidades productivas de la zona y a una diversificación de los cultivos.

Los campesinos no cuentan con recursos económicos, ni materiales como para emprender sin apoyo la tarea de poner en producción sus fincas e invertir para diversificar sus cultivos. También es interesante conocer que aproximadamente la composición media de las familias beneficiarias ronda las 5,5 personas, con un promedio de 3,5 las personas mayores de 16 años. Las condiciones higiénicas y de salud son muy deficientes, el 85 % no cuenta con seguro de salud y tienen normalmente bien alejados los centros de salud.

La mayor parte de los productos de la provincia se comercializan dentro de la misma localidad de la unidad productiva, debido principalmente a que el sistema productivo es de subsistencia, los costes de transporte son elevados y los márgenes de ganancia quedan en manos de intermediarios. A pesar de esto se tiene plena concien

cia del potencial comercial que supone la proximidad de Colombia. Un análisis de los datos relacionados con la tipología /porcentaje de uso del suelo8, aunque con diferencias en los distintos cantones, evidencian que aproximadamente la mitad de la superficie de las fincas se encuentra aún sin trabajar, lo que indica que los colonos han deforestado algo más de veinte hectáreas de sus lotes. En cuanto a la superficie cultivada, la mayor parte esta dedicada a pastos para ganado vacuno, mientras que el siguiente cultivo en importancia es el café, aunque las superficies varían en los distintos cantones. Después del café, pero a gran distancia, siguen el plátano y el maíz.

En general todos los productos arriba mencionados son de baja calidad y alto coste de producción. La mayor parte de los productos se comercializan dentro de la misma localidad en la que se ubica la unidad productiva, por la gran dificultad de acceder a otros mercados, el alto costo del transporte (fluvial, aéreo y terrestre), la escasez de productos de exportación, los altos márgenes de ganancia de los intermediarios. Todo ello desemboca en una producción de subsistencia. La infraestructura de apoyo a la producción es deficiente. Es insuficiente la red de vías de tercer orden: caminos vecinales y de herradura, trochas y puentes de baja capacidad. Solo un 1 % de la red vial es pavimentada. Hay escasa infraestructura para el almacenamiento, procesamiento y comercialización de la producción agropecuaria.

Aproximadamente el 50% de la superficie ocupada con fines agropecuarios presenta conflictos de uso entre moderado y muy severo. La actividad agropecuaria (Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Pesca) aporta con el 4,4% del PIB provincial y ocupa al 55,9 % de la población económicamente activa. Aproximadamente el 18% del área regional ha sido deforestada. Los créditos para el sector agropecuario en la actualidad no contribuyen a desarrollar sistemas productivos agroforestales y por tanto favorecen la deforestación. En el año 1994 se sabía que el Patrimonio Forestal del Estado, que fue identificado en las provincias de Esmeraldas, Sucumbíos y Napo se encuentra afectado y reducido a menos de 500.000 ha, cuando anteriormente se había delimitado en una superficie de 1 637.979 ha.

Los bosques naturales en el Ecuador, actualmente sufren procesos acelerados de deforestación. Algunos autores opinan que la tasa alcanza al 1,7%/año, con un área deforestada de 123.800 ha/año; otros opinan que puede alcanzar el 3,4%/año, con una superficie que se pierde de 340.000 ha/año..

La producción de hidrocarburos que caracteriza a la provincia, representa el 45% del presupuesto nacional, aunque la región solo se beneficia con el 0,1% del VAB del petróleo. Apenas el 1 % de los programas sociales y económicos a nivel nacional están dirigidos a la Amazonía. Datos regionales cifran en 3,5 % el aporte del comercio al PIB en la provincia, ocupando a un 6 % de población económicamente activa. La Provincia de Sucumbíos, es una de las áreas estratégicas para el país Ecuatoriano, sea a nivel político-geográfico (está situada en la frontera con Colombia), sea a nivel ambiental (alberga a una de las regiones más biodiversas del mundo, la Reserva de Producción Faunística del Cuyabeno), o económicos (por sus recursos petroleros). Esos recursos sin embargo no han logrado un desarrollo equilibrado y sustentable de la región, con todos los problemas inherentes a la zona y por la misma colonización desordenada, que ha causado una progresiva deforestación y erosión de los suelos.

4.- DIAGNÓSTICO CAUSA – EFECTO

TRIÁNGULOS DE ESTRATEGIAS PARA LA RESOLUCIÓN DE CAUSAS

5.-EL PROYECTO “FORTALECIMIENTO Y AMPLIACIÓN DE LA UNIVERSIDAD CAMPESINA TIERRA SIN MAL “

5.1.-DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN ACTUAL
Problema 1. Los campesinos carecen de asesoramiento técnico debidamente cualificado.

Descriptores problema 1

-El Ministerio de Agricultura y Ganadería no tiene un servicio de asesoramiento técnico eficiente en toda la provincia. -Los campesinos no tienen capacitación específica para el manejo adecuado de los suelos amazónicos. -No hay redes de extensión agraria, ni controles de plagas y epidemiológicos. -El campesino se sabe y se siente sólo y sin recursos. -No hay ninguna publicación periódica destinada a los campesinos en la provincia.

-En la provincia únicamente la Universidad Nacional de Loja este año comenzó a capacitar técnicos en el área agroforestal, sin embargo el perfil de los alumnos no coincide en casi nada con el perfil del campesino medio de la provincia.

-Normalmente los bachilleres y los diplomados universitarios abandonan la provincia emigrando a las ciudades.

Problema 2. La economía campesina casi en su totalidad es de subsistencia.

Descriptores problema 2

-El 70 % de lo producido en las fincas es para el autoconsumo o el canje entre finqueros. -Se lleva a vender el café o se venden los animales cuando se precisan recursos para cualquier contingencia.

Problema 3. Aplicación de técnicas inadecuadas al medio, a las características de los suelos; así como, medios de producción obsoletos.

Descriptores problema 3

-La actual densidad de población ocasionan la deforestación y afección del medioambiente de un 35 % de la superficie útil en la zona central de la provincia.

-No se tiene en cuenta la fragilidad del suelo, no se aporta materia orgánica, ni carbonato cálcico, ni fosforita, tampoco se utilizan fertilizantes químicos u orgánicos, No se utilizan los abonos verdes, ni tampoco los cultivos de cobertera, ni tampoco técnicas Mulching. Se realiza un laboreo mínimo.

-Los únicos medios de producción con los que cuenta el campesino son la tierra, algún animal de trabajo o carga y herramientas básicas. La potencia de la maquinaria en las fincas no alcanzará ni 0,1 c.v. como media.

Problema 4. Falta organización del sector productivo para poder concurrir al mercado adecuadamente.

Descriptores problema 4

-No hay organización popular o gremial que se dedique a la comercialización de productos campesinos en toda la provincia. -Los campesinos individualmente no producen cantidades de productos significativas para poder vender fuera de los mercados estrictamente locales. -No hay centros de acopio, ni silos para la conservación de semillas, tampoco se aplican técnicas postcosecha para la conservación de los productos.

-Existe un marcado oligopsonio, pocos compradores de mucho y muchos vendedores de muy poco, y una elevada elasticidad entre la oferta y la demanda por lo que se produce entre el precio y la oferta el llamado “Efecto Telaraña”, con continuas subidas y disminuciones de los precios hasta alcanzar un equilibrio en la producción. Falta por tanto información a lo productores de las condiciones del mercado.

Problema 5. Desfinanciación del campo y pobreza de los campesinos.

Descriptores problema 5

-El valor de la tierra a pesar de la inflación ha disminuido si tenemos en cuenta la depreciación de la antigua moneda nacional con respecto al dólar. -La inflación de los productos básicos alimentarios ha sido en todos los casos inferior a la depreciación de la moneda.

-En el caso del café, principal cultivo de exportación de la provincia después del palmiste y aceite de palma, presenta un proceso inflacionario de carácter negativo (disminuyen los precios).

-No hay ninguna política del gobierno tendente a disminuir la pérdida de rentas de los campesinos a favor de la agroindustria. No hay subvenciones a la inversión, ni a la producción, tampoco hay programas de control de la fluctuación de precios agrícolas.

-Los campesinos no pueden asumir la inversión necesaria para poner en producción sus fincas.

Problema 6. Falta de agroindustria.

Descriptores problema 6

-Existen en la provincia industrias artesanales de la madera, unas seis “piladoras” de arroz de escasa capacidad y carácter familiar, algunas de ellas también muelen el maíz.

-Únicamente en el sector de Shushufindi se observa una fuerte red agroindustrial entorno al palmiste y el aceite de palma.

-No hay ensacadoras, ni enlatadoras, tampoco industrias procesadoras de alimentos a excepción de pequeñas empresas de producción de panela y guarapo de carácter familiar y hay una única planta de balanceados en toda la provincia, dedicada sobre todo a la producción de piensos para perros.

5.2. -OBJETIVOS OBJETIVO GLOBAL DEL PROYECTO/PROGRAMA

Conseguir una Universidad de Estudios Agrarios de calidad en la provincia de Sucumbíos, dirigida principalmente al sector de población campesina..

OBJETIVOS ESPECÍFICOS DEL PROYECTO/PROGRAMA

1.- Dotar a la universidad un albergue para 72 estudiantes
2.- Construcción de los laboratorios de prácticas
3.- Funcionamiento del primer año hasta conseguir la autosostenibildad.

OBJETIVO ESPECIFICO 1. Dotar a la universidad un albergue para 72 estudiantes. Resultados esperados del objetivo específico 1

Se construyen 6 villas con capacidad para 12 estudiantes cada una.

Impacto del objetivo específico 1

72 alumnos pueden quedarse en la universidad en régimen de seminternado, para así recibir de forma intensiva durante tres días a la semana las clases; lo cual les permite poder trabajar en sus fincas el resto de la semana.

Indicadores del objetivo específico 1

Nº de alumnos alojados en la universidad.

Fuentes de verificación de los indicadores del objetivo específico 1

-Fotografías
-Listado mensual de alumnos hospedados.

OBJETIVO ESPECIFICO 2. Equipamiento de los laboratorios de prácticas. Resultados esperados objetivo específico 2

Se equipan 2 laboratorios de prácticas para los alumnos de la universidad: Química, Biología.

Impacto objetivo específico 2

Los alumnos de la universidad pueden recibir clases prácticas de calidad, para así transferir tecnologías más adecuadas para el medio ambiente amazónico.

Indicadores de consecución del objetivo especifico 2

1.- Instalación y puesta en funcionamiento de los dos laboratorios.
2.- Inversión por laboratorio
3.- Número de usuarios y horas de uso.

Fuentes de verificación

1.- Reportaje Fotográfico.
2.- Contabilidad del Proyecto
3.- Estadísticas de uso del laboratorio.

OBJETIVO ESPECIFICO 3. Funcionamiento en el primer año hasta conseguir la autosostenibildad. Resultados esperados objetivo específico 3

1.- Se superan los dos primeros años de implantación sin déficit de tesorería. 2.- Se atiende por lo menos 210 alumnos.

Impacto objetivo específico 3

Se inicia una sinergia de desarrollo con aportes tecnológicos adecuados a la realidad amazónica.

Indicadores de consecuciòn del objetivo 3

1.- Flujo de tesorería del programa.
2.- Número de alumnos matrículados por semestre.

Fuentes de verificación

1.- Balances de situación.
2.- Archivos del Centro.

5.3.- RECURSOS TÉCNICOS Y MATERIALES DE LOS QUE SE DISPONE.

La Unidad Educativa Experimental a Distancia Juan Jiménez perteneciente a la red CRECERA, cuenta en la provincia con catorce años de vida, recoge las experiencias iniciadas por Leónidas Proaño en la educación popular y de adultos, cuenta en la actualidad con 6500 alumnos de los cuales 550 son campesinos e hijos de campesinos adscritos a la Especialidad de Agropecuaria y Forestal, dicha especialidad cuenta con 12 extensiones matrices especializadas distribuidas a lo largo de la provincia y con 38 tutores que atienden dichas extensiones. Todos estos recursos los brinda la Unidad para la consecución de los objetivos del presente proyecto.

El proyecto PRODAS cuenta con cuatro años de vida habiéndose realizado distintas actividades; con una finca educativa y experimental en la parroquia de Santa Cecilia; un Centro Formativo en la misma finca con una capacidad para 72 personas, con un equipo humano pluridisciplinar, contable, agrónomo, veterinario y especialistas en ciencias de la educación, administradora y contadora. También se han realizado acciones de desarrollo agropecuario en la mayoría de lo cantones de la provincia.

En cuanto a la UTE cuenta con una valiosa experiencia en la formación universitaria de ingenieros y técnicos agropecuarios en un medio similar al de la provincia de Sucumbíos como se demuestra en su sede de Santo Domingo de los Colorados.

En la actualidad se disponen de una finca, cinco aulas, un albergue, financiación para un aula informática y para un laboratorio de análisis químico. En la finca matriz se cuentan con tres hectáreas de frutales tropicales de diverso tipo, dos hectáreas de plátano y orito, dos hectáreas y media de caña de azúcar, media hectárea de piña en callejones, dos hectáreas de cultivos de ciclo corto en callejones, una hectárea de especies maderables como el pachaco y el laurel, cuatro hectáreas recién sembradas de canavalia, mucuna, trigo tropical, guineo orito y quiebrabarrigo, una gran superficie de 30 hectáreas de reserva forestal, un trapiche y su evaporadora, un galpón de pollos y una chanchera en ciclo cerrado para 26 madres. Se cuenta igualmente con una cancha de uso múltiple, una planta agroindustrial de mediana capacidad para la obtención de piensos balanceados, derivados lácteos, y conservas, así como el proyecto y financiación para la construcción de 3 aulas más. Se dispone de posibilidad para financiar los proyectos agroproductivos que realizarán en las fincas de los alumnos dentro del programa de prácticas preprofesionales ha implantarse en los dos próximos años. Dicha financiación proviene de fondos internacionales (CAF) a través del Plan Esperanza y de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).